Hola! bienvenido, bienvenida

Alas de Colibrí remite a lo imposible posible (y sin embargo vuela). Remite también a ese propósito de Silvio Rodríguez por fundar un partido de sueños, al cual yo me sumo.

Creo en la vigencia de los derechos humanos como la sustancia de nuestra democracia, y en la persona como un ser de fines. No estoy de acuerdo con “lo establecido”: la miseria, la humillación, los abusos y sobre todo la indiferencia. De esto pretendo escribir semanalmente en este blog.

Anuncios